11,septiembre
2002

Una mujer salió de un hombre

Por Addy Góngora Basterra.

 
 Justo al ponerse el reloj lineal,
una mujer salió de un hombre.
 
Horas antes, al apagar la luz,
los cuerpos se encendieron como lunas.
La humedad de la lluvia en el jardín
se extendía también entre las sábanas.
Las bocas fueron una sola estrella,
las pieles el conjuro del grito más antiguo.
 
La noche se abrió con vigilancia cíclope
igual que una flor,
una duda
o un camino.
 
(Luciérnagas despeinaban sus alas al viento)
 
Una mujer salió de un hombre
dejando tras de sí inquietos faros
alumbrando el camino de regreso.
Compartir en Whatsapp Imprimir pagina

Related Posts

Facebook

Comentarios

Tu email no será publicado.

*