Como si fueran de verdad. Así se dejan contemplar estos peces. Henri Matisse se fascinó por ellos durante su estancia en Marruecos, en 1912. Tánger le dio algo que le faltaba; y él nos da algo que no sabemos que nos hace falta: una pausa. Es un remanso esta pecerita. Ahora seguimos con nuestra vida como si nada, mientras nada en óleo en forma de pez el color naranja.

👨🏻‍🎨 : Henri Matisse, pintor francés.
🎨 : «Goldfish», [1912]. 147 x 98 cm.
🏛 : Pushkin Museum of Art, Moscú.

Compartir en Whatsapp Imprimir pagina
  • Al nacer, me nombraron Addy. A los 25 años nombré «Letranías» lo que me nace en palabras al percibir la vida como una experiencia poética. Aquí escribo lo que me inunda de solaz el pensamiento tras el encanto de un encuentro.

  • Related Posts