04,septiembre
2013

El porvenir que queremos

Por Addy Góngora Basterra.

Érase una vez en un hérulo llamado Odoacro.

El 4 de septiembre del año 476 d.C cambió el rumbo de la historia y marcó la caída del Imperio Romano de Occidente cuando obligó al último emperador, Rómulo Augusto, a abdicar al poder.

La Historia tiene detalles y coincidencias que la vuelven paradójica… porque Rómulo se llamó el primer rey de Roma y Augusto se llamó el primer emperador. Derrocar a un hombre que lleva en sí mismo a los dos fue un acontecimiento muy significativo que señaló el fin de la Edad Antigua. Al menos eso es lo que nos indica la línea de tiempo de la Historia Universal. Empieza así la Edad Media y la gloria del Imperio Romano de Oriente cuyo reflejo y legado encontramos en el Arte Bizantino.

Qué sabrosa es la Historia cuando tenemos con quién compartirla. Historia que se cuenta, que se narra, que se escribe.. Historia que se cuenta, que se narra, que se escribe.

Cada día es en Letranías el vagón de un tren. Quisiera estirar la mano y dársela a personajes y momentos, asirlos con firmeza y de un jalón creativo subirlos hasta aquí como compañeros de travesía. La vida tiene riqueza y fascinación como también responsabilidades y deberes, compromisos y horarios, todo aquello que nos empuja a la frenética marea de la vida cotidiana, eso que no podemos detener.

Tal vez la escritura, la fotografía y el amor no son más que conjuros contra la fugacidad, deseos por lo eterno, intentos por frenar lo que hemos aprendido a medir en agujas y manecillas, aquello que el arte eterniza y que el amor agiliza, eso que llaman tiempo, eso que ha transcurrido mientras leías todo esto.

Me asusta, de verdad me asusta, pensar que lo que sucede en Siria pueda ser una próxima marca en la línea del tiempo. ¿Qué puede hacer una persona como yo sin poder político, al otro lado del mundo, ciudadana de provincia, para impedir lo que otros ven como inevitable o, peor aún, como conveniente? ¿Cómo proteger desde aquí, desde la entrada de un blog, el Patrimonio Cultural de una de las regiones más antiguas del mundo? ¿Qué podemos hacer los que no podemos hacer nada? Lo que sí puedo hacer es desear bonanza y creer en ella. Quisiera que por primera vez en la Historia Universal un acontecimiento positivo y sin violencia fuera el que nos diera un rumbo distinto. Suena a utopía, lo sé, pero me gusta creer que este mundo es susceptible de un hecho lo suficientemente bueno y poderoso como para marcar una diferencia entre todo lo que había sucedido y lo que está sucediendo para forjar el porvenir que queremos.

Compartir en Whatsapp Imprimir pagina

Related Posts

Facebook

Comentarios

Tu email no será publicado.

*